Síguenos
Top
 

Blog

Celíacos en Acción, La única asociación a nivel nacional > Blog  > Enfermedad celíaca  > Hallado cómo evitar los daños por la ingesta de gluten en personas sensibles al gluten

Hallado cómo evitar los daños por la ingesta de gluten en personas sensibles al gluten

La toma de un suplemento con la enzima AN-PEP junto con las comidas previene los efectos secundarios de la ingesta accidental de pequeñas cantidades de gluten

captura-de-pantalla-completa-08052017-194412-bmpEn torno a un 5-10% de la población de nuestro país padece sensibilidad al gluten, enfermedad caracterizada por la aparición de síntomas –tanto gastrointestinales como extradigestivos– muy molestos y, en ocasiones, ciertamente graves como consecuencia de la ingesta de gluten –y de los denominados inhibidores de la amilasa y la tripsina (ATI), familia de proteínas que, como el gluten, se encuentran en el trigo–. Tal es así que las personas con sensibilidad al gluten, si bien no experimentan una sintomatología tan aguda como los pacientes celíacos, deben evitar el gluten a toda costa. Lo cual no siempre resulta fácil, y menos aún cuando se come fuera de casa. Sin embargo, investigadores de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Örebro (Suecia) podrían haber dado con la solución para evitar las consecuencias de la ingesta ‘accidental’ de gluten: tomar un suplemento que contenga una enzima que, denominada prolil endoproteasa derivada de ‘Aspergillus niger’ (AN-PEP), es capaz de evitar que una gran cantidad de gluten acabe llegando al intestino delgado.

Como explica Julia König, directora de esta investigación presentada en el marco de la Semana de las Enfermedades Digestivas 2017 que se está celebrando en Chicago (EE.UU.), «esta sustancia permite a los pacientes con sensibilidad al gluten sentirse más seguros, por ejemplo, cuando están con sus amigos en un restaurante y no tienen la certeza total de que los alimentos son 100% libres de gluten».

Minimizar los daños

Distintas investigaciones previas han demostrado que la enzima AN-PEP es capaz de romper el gluten en condiciones de laboratorio. Sin embargo, nunca se había evaluado su posible uso en pacientes ‘reales’ y con alimentos ‘reales’. Por ello, los autores solicitaron a 18 voluntarios con sensibilidad al gluten que tomaran un plato de gachas de avena en el que se habían desmenuzado dos galletas de trigo con gluten. Y asimismo, y siguiendo un criterio totalmente aleatorio, que tomaran un suplemento que contenía bien una dosis elevada o mínima de la enzima AN-PEP, bien placebo.

Concluida la comida, los autores midieron los niveles de gluten en el estómago y en el intestino durante las siguientes tres horas. Y lo que vieron es que la ingesta de la AN-PEP, ya fuera en dosis altas o bajas, rompió el gluten tanto en el estómago como en el duodeno –esto es, el primer segmento del intestino delgado–. En consecuencia, los participantes que tomaron la enzima presentaron, frente a placebo, unos niveles hasta un 85% inferiores de gluten en el estómago. Y asimismo, unas concentraciones un 81% –suplemento con AN-PEP en dosis elevadas– y un 87% –suplemento con la enzima en dosis bajas– menores de gluten en el duodeno.

La AN-PEP permite a los pacientes con sensibilidad al gluten sentirse más seguros cuando comen fuera de casa. Julia König

Como refiere Julia König «los estudios han mostrado que aunque se siga una dieta libre de gluten, la ingesta inintencionada de gluten puede tener lugar en función de lo estricta que sea la persona con su alimentación. Así, y dado que pequeñas cantidades de gluten pueden afectar a los pacientes con sensibilidad al gluten, este suplemento puede jugar un papel importante a la hora de tratar el gluten residual que suele ser causa de síntomas muy molestos».

No apto para celíacos

En definitiva, y con objeto de evitar no ya la ingesta accidental de gluten –lo cual puede resultar simplemente inviable en algunas situaciones–, sino sus consecuencias, parece que las personas con sensibilidad al gluten tan solo tendrían que tomar un suplemento con AN-PEP junto con sus comidas. Sin embargo, y si bien la enzima es eficaz, no es ‘todopoderosa’, por lo que no puede romper grandes cantidades de gluten. Es decir, los alimentos ricos en gluten deben seguir siendo evitados a toda costa por estos pacientes.

Como indica Julia König, «nuestros resultados sugieren que esta enzima puede reducir potencialmente los efectos secundarios que aparecen cuando los individuos con sensibilidad al gluten ingieren accidentalmente pequeñas cantidades de gluten. Pero no estamos sugiriendo que la AN-PEP confiera a estas personas la capacidad para comer pizza o pasta, fuentes de grandes cantidades de gluten. Solo que puede hacerles sentir mejor si comen gluten por error».

Y en este contexto, ¿qué sucede con las personas con celiaquía? Pues que dado que las pequeñas cantidades de gluten son suficientes para causar un daño considerable, no puede contemplarse la posibilidad de tomar AN-PEP para minimizar las consecuencias. De hecho, no hay estudios, ni este ni ningún otro, en que se haya evaluado esta posibilidad.

Como concluye Julia König, «no podemos recomendar a los pacientes con enfermedad celíaca que consideren esta enzima como una vía para comenzar a tomar gluten».

Ver noticia en abc.es

Copyright © 2017 Celíacos en Acción | Aviso Legal Diseñado por La Industria Visual