Síguenos
Top
 
TE AYUDAMOS A RESOLVER TODAS TUS DUDAS SOBRE LA ENFERMEDAD CELÍACA

Información celíaca

PREGUNTAS FRECUENTES

Santiago Jiménez Treviño, facultativo especialista del área de Pediatría en la sección de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias responde a las preguntas más habituales sobre la enfermedad celíaca.

¿Qué es la enfermedad celíaca?

La enfermedad celíaca (EC) es una enfermedad autoinmune, es decir, producida por el propio sistema inmunitario del paciente, que consiste en una intolerancia permanente a las proteínas del gluten. El sistema inmune es el encargado de protegernos de las infecciones, y para ello usa los anticuerpos, que son como las balas que dispara a los virus y bacterias.

En el caso del paciente celíaco, cuando se ingiere gluten, las células del sistema inmune reaccionan de forma anómala produciendo anticuerpos contra la mucosa del intestino, resultando en un daño de la misma (enteropatía).

La mucosa del intestino delgado es la encargada de absorber los nutrientes que ingerimos en la dieta a través de las vellosidades intestinales. La ingesta de gluten en el paciente celíaco provoca una atrofia de las mismas, generando en muchas ocasiones un problema nutricional y la sintomatología digestiva. En las vellosidades intestinales también se encuentra la enzima que digiere el azúcar de la leche (lactosa), de forma que es muy frecuente que el paciente celíaco padezca una intolerancia a la lactosa, que se resolverá en unas semanas tras la exclusión del gluten de la dieta.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína presente en los cereales trigo, cebada, centeno y avena. El gluten no es tóxico de forma directa a nivel del intestino, sino que su ingesta desencadena una respuesta inmune del sujeto que es la que finalmente daña al intestino.

La exclusión del gluten de la dieta es, en el momento actual, la única medida eficaz de tratamiento de la EC.

¿Qué síntomas tienen los pacientes celíacos?

La sintomatología de la EC difiere considerablemente en función de la edad de presentación. Los síntomas digestivos y el retraso del crecimiento son comunes en los niños que hayan sido diagnosticados dentro de los primeros años de su vida.

La sintomatología digestiva incluye diarrea de larga evolución, dolor e hinchazón abdominal, falta de apetito, estreñimiento…

A medida que aumenta la edad del paciente, aunque las manifestaciones digestivas siguen siendo las predominantes, se producen con más frecuencia los llamados síntomas extraintestinales: dolor de cabeza, dolores articulares, dolores óseos, trastornos de ansiedad e incluso convulsiones. La EC puede incluso no dar ninguna sintomatología, lo que aumenta la dificultad de su diagnóstico.

Debido al desconocimiento de la gran variedad de signos y síntomas con que puede presentarse clínicamente, su diagnóstico está infravalorado.

¿Qué consecuencias puede tener la Enfermedad Celíaca?

El paciente celíaco no diagnosticado presenta una serie de problemas de salud importantes: la desnutrición secundaria a la alteración de la mucosa intestinal produce en los niños retraso de crecimiento y de desarrollo, y tanto en niños como adultos déficit de absorción de nutrientes (hierro, calcio…) que conllevan anemia, osteoporosis, problemas de hígado…

La EC no diagnosticada se asocia con un mayor riesgo de otras enfermedades autoinmunes (tiroiditis, hepatitis…)

El enfermo celíaco no diagnosticado tiene un mayor riesgo de tumores, tanto de intestino como de otros órganos. Por ello es muy importante el estudio de los familiares de los pacientes celíacos, para detectar posibles casos sin o con poca sintomatología.

¿Cómo se diagnostica la Enfermedad Celíaca?

No existe una prueba única que diagnostique la EC.

Habitualmente es la conjunción de la sintomatología, junto con la demostración en sangre de los anticuerpos que dañan la mucosa del intestino, siendo necesario muchas veces confirmar la atrofia del intestino con la realización de una biopsia intestinal.

No en todos los pacientes es necesario hacer todas las pruebas: en los niños, por ejemplo, si la clínica es muy clara y la analítica claramente compatible, se puede obviar la realización de la biopsia del intestino.

¿Cuál es el tratamiento de la Enfermedad Celíaca?

La exclusión del gluten de la dieta es, en el momento actual, la única medida eficaz de tratamiento de la EC. Al retirar el gluten cesa el daño al intestino, y mejoran consecuentemente los síntomas y los riesgos antes descritos.

Esta eliminación debe ser estricta, el paciente celíaco no puede tomar “un poco de gluten”, y es de por vida: un celíaco no puede tomar hoy no y mañana sí.

¿Qué ocurre si un paciente celíaco toma gluten?

A nivel práctico existen dos tipos de pacientes bien diferenciados.

Un primer grupo tiene una reacción a los pocos minutos u horas de la ingesta de gluten consistente en vómitos, dolor abdominal, naúseas…. Este tipo de pacientes son auténticos detectores de gluten, y como les sienta mal son más estrictos con su dieta.

El segundo grupo no nota nada de forma inmediata, pero la reacción inmunológica se desencadena y puede dañar el intestino de forma inadvertida, con los riesgos y consecuencias ya comentados (anemia, hepatitis, desnutrición, riesgo de otras enfermedades autoinmunes, tumores…)

¿Qué es la dermatitis herpetiforme?

La dermatitis herpetiforme es una enfermedad de la piel que se asocia a la EC, y en ocasiones puede ser su única sintomatología. Consiste en la aparición en la piel de unas lesiones que en ocasiones se asemejan a las de los herpes (de ahí el nombre herpetiforme), con un componente de picor muy importante. Muchas veces el picor precede a la aparición de las lesiones. Se presentan con mayor frecuencia en rodillas y codos, aunque también pueden aparecer en la espalda, glúteos, hombros, antebrazos, cara, nuca y cuero cabelludo.

Se considera una manifestación aguda de la EC, dado que en todos los pacientes con dermatitis herpetiforme se encuentra alteración en la biopsia intestinal.

El tratamiento definitivo es la dieta exenta de gluten, pero como puede tardar mucho en responder suelen necesitar otros tratamientos durante los primeros meses e incluso años.

¿Qué es la sensibilidad al gluten no celíaca?

Existe un grupo de pacientes que manifiestan una clara reacción clínica al gluten, pero en los que el mecanismo de esa reacción no es el mecanismo autoinmune que produce la EC. A ese grupo de pacientes se les engloba en la sensibilidad al gluten no celiaca.

La manera de diagnosticarlos es con pruebas de provocación/exclusión, es decir, demostrar la mejoría de la sintomatología al retirar el gluten, y el empeoramiento al reintroducirlo.

Así como se sabe que el paciente con EC lo es de por vida, todavía no está claro el devenir de los enfermos con sensibilidad al gluten, dado que se desconocen muchas cosas todavía de esta nueva enfermedad.

Copyright © 2017 Celíacos en Acción | Aviso Legal Diseñado por La Industria Visual